publicidad
Cabecera Cabecera Cabecera Cabecera Cabecera Cabecera Cabecera Cabecera

Historia Tavernes de la Valldigna

Historia Tavernes de la Valldigna

Historia Tavernes ValldignaA pesar de los restos de poblamientos primitivos, hallados en su término, Tavernes de la Valldigna debe su nombre a un lugar de paso y descanso, taverna, para las legiones romanas. Pero fue la influencia árabe la que se dejó sentir con fuerza en esta zona: castillos, como el de Alfàndec, la distribución árabe de las callejuelas del centro de Tavernes o el original sistema de riego, que aún subsiste.

En 1242, Jaime I incorpora el valle de Alfàndec o Marinyén a la Corona Catalano-Aragonesa. Su nieto Jaime II, al volver victorioso del reino moro de Murcia, sorprendido por la belleza y bondad del lugar, se dirigió al Abad de Santes Creus, capellán real de aquella expedición, con estas palabras: "Valle digno para un monasterio de vuestra religión. Este respondió: "Vall digna, señor".

Desde ese momento, 1298,  "Valldigna" sería su nombre. Desde su fundación hasta la desaparición de la comunidad de religiosos del Real Monasterio de Santa María de la Valldigna en 1835, fruto de las medidas desamortizadoras, estos monjes ejercieron un dominio feudal sobre un extenso señorío, con territorios que sobrepasaron los límites del valle.